Cómo iniciar el año siendo más organizado en tu negocio

Un nuevo año siempre es la oportunidad perfecta para hacer cambios en nuestra vida. Todos nos sentimos renovados y con ganas de iniciar nuevos proyectos. Por ello, sentimos que es la época ideal para adquirir nuevos hábitos y deshacernos de los que no nos dejan avanzar. Saquemos provecho de esta actitud renovada e iniciemos el año siendo más organizados en nuestro negocio.

Ya sea en el ámbito personal o en el ámbito laboral, la organización es clave para alcanzar las metas establecidas. Sin embargo, cuando se trata de un negocio propio es aún más importante cuidar nuestros hábitos y cambiarlos si es necesario. Afortunadamente, el inicio de año siempre es el mejor momento para hacer cambios positivos y permanentes. La llegada de un nuevo año siempre nos hace sentir renovados y listos para cambiar todo aquello que no nos ha dejado nada bueno. Por ello, queremos compartirte algunos tips que sabemos que te serán muy útiles para ser más organizado e iniciar el año con el pie derecho cuando de tu negocio se trata.

Si bien es importante ser organizado en cualquier aspecto de la vida, lo es mucho más cuando somos los dueños de un negocio. La organización de cada aspecto y la toma de decisiones recae sólo en nosotros. Es por ello que se vuelve indispensable conocer técnicas y herramientas que nos permitan tomar las mejores decisiones y facilitar la gestión de un negocio. A continuación, te compartiremos algunos consejos para ser más organizado y lograr que tu negocio crezca mucho más durante el año por iniciar.

Toma nota de todo Aunque goces de una memoria excepcional, es muy recomendable que tomes nota de todo. Sin importar si prefieres hacerlo en un cuaderno o en tu dispositivo móvil, es importante que anotes todo lo que consideres importante para tu emprendimiento. Desde la lista de insumos que necesitas para llevar a cabo tu producto o servicio, hasta un expediente de los prospectos que has captado. Lo importante es que tengas presentes las tareas que debes realizar. De esta manera puedes descansar la mente y no hacerla trabajar para tratar de retener todos los pendientes del día.

Trabaja todos los días Muchos de nosotros tenemos un empleo y simultáneamente estamos iniciando un emprendimiento. Sabemos perfectamente lo complicado que es hacer tiempo para dedicar a nuestro negocio cuando tenemos que cumplir con un horario laboral. Igualmente, sabemos lo desgastante que es seguir trabajando después de terminar nuestro horario de trabajo. Pero también sabemos que si iniciamos un emprendimiento es porque tenemos el deseo de crecer y construir algo propio, incluso con los sacrificios que esto represente. Por ello, nuestro primer consejo es que trabajes todos los días. ¿A qué hora? A la hora que sea. Revisa las redes sociales de tu negocio durante tu hora de comida. Aprovecha los 30 minutos que quedaste atrapado en el tráfico y comienza a hacer una lista con las cotizaciones que debes enviar. Si usas el transporte público, aprovecha ese tiempo para revisar si todavía tienes prospectos por contactar. Cualquier momento, por breve que parezca, es una oportunidad para trabajar en nuestro negocio. No importa el tiempo que le dediquemos, importa la dedicación que empleemos durante ese tiempo.

Sé realista Es importante que establezcas metas alcanzables, ya que, al no lograr esos objetivos, podrías experimentar frustración. Todos quisiéramos que nuestro producto o servicio se vendiera apenas lo publicamos, pero desgraciadamente no es así. En cambio, puedes empezar por crear campañas digitales de captación de clientes y así dar a conocer tu producto. Una vez que las pongas en marcha, verás cómo dan buenos resultados y empezarás a generar leads. Ya que has captado la atención de tu público objetivo, puedes dedicarte a darles seguimiento hasta cerrar la venta. Recordemos que los grandes éxitos no se dan de la noche a la mañana, son el resultado de mucho trabajo. Por ello, es mejor empezar poco a poco y cimentar nuestro negocio sobre bases sólidas para no enfrentarnos con problemas innecesarios en el futuro.

Establece prioridades Este punto está muy relacionado con el anterior, pues al estar consciente de cuáles son las prioridades para nuestro negocio, será más sencillo establecer metas realistas y alcanzables. Si bien todos los esfuerzos que puedas hacer para tu negocio son importantes, no todos tienen la misma prioridad. Como te comentábamos en el punto anterior, no podemos saltarnos pasos importantes para cimentar nuestro negocio.

Céntrate en una sola cosa a la vez Una vez que hemos establecido prioridades es más sencillo saber en qué debemos reunir nuestros mayores esfuerzos. De esta manera lograrás concentrarte en una sola cosa y así estar seguro de que estás dando lo mejor de ti. Si bien no es imposible llevar a cabo dos actividades de forma simultánea, sólo funciona cuando ambas persiguen el mismo fin. Por ejemplo, puedes poner en marcha una campaña digital y trabajar en tus redes sociales. Son dos labores que buscan dar visibilidad a tu empresa y se complementan la una a la otra. Sabemos que cuando somos emprendedores tenemos que desempeñar más de un papel en nuestros negocios, pero siempre podemos echar mano de la tecnología para llevar a cabo trabajo de calidad y con menos esfuerzo. Recuerda que el que mucho abarca, poco aprieta.

Apuesta por la simplicidad y la automatización utilizando herramientas digitales Una de las cosas más útiles para ser organizado en un negocio propio es simplificar y automatizar. Sabemos que muchas de las actividades toman tiempo y esfuerzo, pero, afortunadamente, existen herramientas digitales que pueden facilitar muchísimo los procesos de venta en una empresa. Una excelente herramienta digital de ventas es Kiper, con la cual puedes gestionar prácticamente cada aspecto de tu negocio. Desde guardar la información de tus clientes, hasta la creación de recordatorios, Kiper está contigo para simplificar la gestión de tu negocio. Kiper concentra los datos de tus clientes y prospectos para asegurar que brindes la mejor atención al cliente. Su objetivo principal es que vendas más sólo siendo organizado. Así, Kiper se encarga de facilitar procesos que de forma tradicional requerirían demasiado tiempo, tiempo que podría ser empleado en la meta de todo negocio: vender. Algunas de las cosas que puedes hacer en Kiper son: Integrar campañas digitales y monitorear sus resultados en tiempo real Ingresar prospectos de forma manual, importarlos desde Excel o recibirlos automáticamente desde campañas digitales Crear historiales de seguimiento para cada uno de tus prospectos Comunicar información específica a través de campañas de newslettering, tú eliges quién a quién enviarla Crear recordatorios para que nada se te olvide El emprendimiento es un camino largo, pero recuerda que no estás solo, Kiper te ayuda a ser más organizado y a facilitar tus procesos de venta. Así de simple.

Dec 16, 2021

Grafico Kiper