Inbound marketing: ¿qué es?, ¿Cómo funciona?, ¿es la mejor opción?

El inbound marketing, o marketing de atracción, es una estrategia de marketing digital que ha sido utilizada por años y ha mostrado excelentes resultados. Esta estrategia está muy lejos de parecerse al marketing tradicional, pues evita ser intrusiva con los usuarios. Totalmente opuesto al outbound marketing, que busca realizar ventas de manera casi forzada, el inbound marketing busca atraer la atención del target sin perseguirlo. Como resultado, la forma de llegar a éste será a través de contenido que lo atraiga y lo convenza de que eres la mejor opción. Es importante señalar que, en esta estrategia, el acompañamiento del cliente es clave para llegar al cierre de negocios.

¿Cómo ha cambiado el marketing? Antes del boom de las redes sociales, la publicidad llegaba a nosotros únicamente a través de medios de comunicación masiva. Esta publicidad era unilateral, pues nuestro papel era únicamente ser receptores. De esta manera, recibíamos todo tipo de publicidad invasiva, buscando vendernos productos en los que ni siquiera estábamos interesados. Sin embargo, desde la llegada del mundo digital, nuestra forma de comprar ha cambiado enormemente. Como consecuencia, el mercado y la forma de hacer marketing han tenido que adaptarse. Actualmente, nuestra relación con la publicidad ha evolucionado y se ha vuelto interactiva. Hoy tenemos el poder de decirle a las marcas qué nos gusta y qué no. En consecuencia, nuestro trabajo como creadores de contenido es ofrecer información relevante para el sector al que queremos llegar. Así que, recuerda, lo más importante de esta estrategia es interactuar con los clientes potenciales. Sin embargo, además de entregarles contenido personalizado y de calidad, es indispensable brindarles acompañamiento durante el proceso de compra.

¿Cómo funciona el inbound marketing? Lo más valioso del inbound marketing es que atrae al target desde el inicio de su proceso de compra y lo acompaña hasta lograr la venta. Es por ello que utiliza distintos medios para que el target descubra un producto o servicio sin sentirse acosado. Por un lado, están los recursos orgánicos, en los que tu propio contenido te posiciona para que te descubran rápidamente. Algunos de ellos son: redes sociales, blogs y SEO. Por otro lado, están las herramientas con costo, en las que se paga para que “te encuentren”. Por ejemplo: Google Ads, Facebook Ads, Instagram Ads y SEM. Adicionalmente, existen otras herramientas diseñadas para conocer el desempeño de tus campañas digitales. Estas te permiten, por ejemplo, saber cuántas personas han visitado tu sitio. Así mismo, te proporcionan estadísticas de cuántas personas se han interesado en tu contenido. Incluso puedes conocer de qué plataforma provienen tus ahora clientes potenciales. El conocer esta información te permite llevar un control de tus campañas digitales y saber hacia dónde dirigirlas. Por ello, es importante que planees bien tu estrategia de inbound marketing, pues no todas las plataformas funcionan para todas las empresas. Recuerda que tu contenido es sólo la atracción de clientes potenciales, pero lo que hará que se queden es el acompañamiento que les brindes.

¿Por qué funciona el inbound marketing? A diferencia del marketing tradicional, el outbound marketing no busca perseguir, sino atraer. Su finalidad (y encanto) es que el target no se siente invadido por alguien que, a como dé lugar, busca venderle un producto. En cambio, utilizando el inbound marketing, el target es atraído por el contenido de valor que se le está ofreciendo. De esta manera se logra el que es, tal vez, el paso más complicado para cualquier empresa: generar awareness. Como mencionamos anteriormente, existen recursos orgánicos o de paga que te ayudarán a llegar más rápido a tu target. No obstante, ese es sólo el paso inicial para cerrar un negocio. Una vez que has atraído a clientes potenciales es esencial brindarles acompañamiento. ¿Y cómo llevarlo a cabo sin ser intrusivo? Muy sencillo, dándoles información personalizada. La información que les brindes debe ser pertinente para cada etapa en la que se encuentre tu prospecto. Debe ser información de valor que le demuestre que conoces tu mercado y eres la mejor opción. ¡No tengas miedo de compartir tu conocimiento! Lejos de sentir que no te necesitan, te buscarán cuando decidan llevar a cabo su compra. En resumen, el buen contenido es sólo el primer paso para iniciar un proceso de venta. Después de todo, el servicio y la información que brindes en cada etapa marcarán la diferencia.

Etapas del inbound marketing Anteriormente mencionamos que el proceso de compra consta de varias etapas. La estrategia de inbound marketing contempla diferentes fases; desde que atraemos al target, hasta que se convierte en cliente. Como es de esperar, todas giran en torno a los usuarios y se enfocan en aportarles contenidos informativos. Seguramente has notado que hemos nombrado de distintas formas a quien esperamos que cierre una venta con nosotros. La razón es que, durante el proceso de compra, va cambiando su grado de acercamiento con la empresa. A continuación te presentamos las etapas del inbound marketing y lo que sucede en cada una de ellas: Atracción

Antes de que el target sepa que nuestra empresa existe, se le llama desconocido. Llamamos así a cualquier usuario que navega por la red y que puede llegar a encontrarse con nuestro contenido. La mejor forma de que esto suceda es por medio de campañas digitales, utilizando correctamente las herramientas anteriormente mencionadas. Evidentemente, lo que buscamos en esta etapa es que ese desconocido se sienta atraído por nosotros. En otras palabras, queremos que cuando nos vea, se interese y dé clic en el enlace. ¿Lo lograste? ¡Felicidades! Puedes pasar a la siguiente etapa.

Conversión

En este punto, el desconocido dejó de serlo y ahora es un visitante. Entonces, para que se convierta en un lead o cliente potencial, es momento de cautivarlo con contenido informativo. Si nuestro contenido le parece lo suficientemente interesante y valioso, nos proporcionará sus datos o empezará a seguirnos. Como consecuencia, ahora le llamaremos lead o cliente potencial. Si has llegado hasta este punto, has superado la parte más difícil. ¡Sigue trabajando y no dejes ir a tus clientes potenciales!

Cierre

Ahora bien, hemos llegado a la etapa más importante de todas. Logramos obtener la atención de un desconocido y conseguimos que confiara en nosotros. Naturalmente, el siguiente paso es concretar una compra. Pero, para llegar a ello, debemos darle seguimiento a su proceso y brindarle un excelente servicio. ¿Cómo? Proporcionándole información específica. Ahora conocemos sus gustos y sabemos que está con nosotros porque le interesa nuestro producto o servicio. Depende de nosotros mantener su interés y brindarle información útil para que se decida a realizar la compra. Una forma muy eficiente de llevar esto a cabo es por medio de una campaña de newslettering. De esta forma le haremos saber a nuestro lead que es importante para nosotros y podremos brindarle información específica. Tal vez parece un proceso complicado, pero no es así. Existen herramientas que pueden ayudarte a organizar tu negocio y aumentar tus ventas. Ten paciencia, más adelante te platicaremos acerca de ellas.
Finalmente, después de todos nuestros esfuerzos y la constancia que el proceso implica, quien alguna vez fue un desconocido, ahora es un cliente. ¿No te sientes increíble por haber logrado que un desconocido te eligiera para realizar una compra?

Fidelización

Por último, y no menos importante, está la fidelización. Nos encontramos ante la cúspide del marketing y, si logramos tener clientes satisfechos, podremos llegar a ella. Por un lado, en esta etapa buscamos que nuestros clientes estén contentos y sigan consumiendo nuestro producto. Por otro lado, procuramos que quienes han adquirido nuestros productos estén tan complacidos, que sugieran a otros acudir a nosotros. Ya sea que compartan nuestro contenido, o recomienden adquirir nuestro producto, eso nos permitirá llegar a más personas. ¿Conseguiste que tus clientes te recomendaran? ¡Lo has hecho excelente! Ahora sigue trabajando y no dejes darle seguimiento a clientes y potenciales.

Si bien el inbound marketing es un proceso largo, puedes estar seguro de que valdrá la pena, pues ofrece beneficios a largo plazo. Además, aumenta la posibilidad de incrementar tus ventas sin invertir esfuerzos en quienes no están interesados en tu producto. La creación de campañas digitales y el acceso a sus resultados facilita la toma de decisiones. De esa manera sabrás dónde invertir tiempo y esfuerzo y modificar las campañas que no estén dando resultados. Aunque es un proceso que abarca muchos aspectos, no debes sentirte atemorizado, pues existen herramientas que pueden ayudarte. Finalmente, como lo prometimos, te vamos a recomendar una herramienta que te ayudará a ser organizado y aumentar tus ventas.

Kiper es una herramienta digital que te permitirá sacarle el máximo provecho a tu campaña de inbound marketing. Con esta sencilla herramienta te organizarás mejor y, en consecuencia, incrementarás tus ventas. Además, te acompañará en todas las etapas, desde la atracción, hasta la fidelización.

Como hemos venido mencionando, el seguimiento a clientes y potenciales es indispensable en una campaña de inbound marketing. Por ello, kiper reúne la información de clientes y potenciales en una única base de datos, desde su información de contacto hasta sus preferencias y necesidades. De modo que podrás comunicarte con ellos de forma sencilla, eficaz y personalizada. Además, puedes asignar etiquetas a cada uno y hacerles llegar información de acuerdo a la etapa en la que se encuentran. Adicionalmente, puedes diseñar y crear campañas de newslettering, lo que te permitirá comunicar información de valor para clientes y potenciales. Así, todos recibirán atención personalizada y no perderás la oportunidad de concretar una venta.

Por otro lado, kiper facilita la tarea de dirigir y gestionar campañas de captación y fidelización de clientes. La información de proyectos se presenta a través de estadísticas y gráficas, lo que simplifica su análisis. El fácil acceso a sus resultados, incluso en tiempo real, te permitirá decidir hacia dónde dirigirlas. Recuerda que, conocer los resultados facilita la toma de decisiones para la siguiente acción con cada uno de tus clientes o potenciales. Igualmente, puedes crear recordatorios y personalizarlos, para que no vuelvas a perder una cita u olvidar una llamada. Además, puedes acceder a kiper desde cualquier dispositivo y a cualquier hora, estés donde estés.

En conclusión, con kiper tienes todo en un solo lugar. No lo dudes y date la oportunidad de usar kiper para administrar tu campaña de inbound marketing. Así de simple.

Nov 15, 2021

Grafico Kiper